¿Cuando cambiar el termotanque?

Para saber cuándo cambiar el termotanque debemos conocer un poco más acerca de su función principal, cuál es su vida útil y cuáles son las fallas más comunes.

Para comenzar podemos contestar algunas preguntas como:

¿Tu termotanque gotea agua? ¿Te has querido dar una buena ducha y a los pocos minutos el agua estaba fría? ¿Demora más de lo habitual recuperar el agua caliente? Si respondiste que sí a cualquiera de estas preguntas es muy probable que necesite la revisión de un experto.

Este aparato se encarga de que siempre tengamos agua caliente en cualquier momento del día. Cuando no está cumpliendo de manera eficiente con esta función se debe revisar, porque el daño puede ocasionar problemas serios que involucran la seguridad en el hogar.

Termotanque vs Calefón

Lo primero que se debe verificar es que se trata de un termotanque o terma y no de un calefón. Puesto que, aunque cumplen la misma función trabajan de manera muy diferente. 

La principal diferencia entre ambos es que el termotanque posee un tanque de reserva de agua caliente, la cual está disponible en todo momento. Es muy probable que la temperatura del agua se mantenga estable gracias a la llama del piloto.

El calefón por su parte, calienta el agua que se necesita en ese momento, gastando más energía. Además, para que se encienda el calefón es necesario contar con mucha presión de agua. Mientras que el termotanque funciona con poca presión de agua.

Tecnología para calentar el agua

Existen diferentes tipos de estos electrodomésticos, con diferentes tecnologías para calentar el agua y mantener estable dicha temperatura.

Eléctricos

El agua se calienta a través de una resistencia de hierro, el cual se enciende cuando el termostato detecta una temperatura más baja de la que el usuario definió.

Solares 

Existen tres tipos de este tipo de tecnología:

Presurizados heat pipe

Estos absorben la energía del sol y la transfieren a una varilla heat pipe.

Con serpentina

Estos aparatos poseen una serpentina de cobre que recorre el interior calentando el agua con la temperatura solar.

Atmosféricos

Este modelo posee un sistema con controladores digitales que permite controlar la temperatura del agua.

A gas

Estos son los más comunes, la temperatura del agua se consigue con baja presión. Este aparato incluye un sistema de seguridad para evitar problemas con el escape de gas.

Partes de un termotanque a gas

Este dispositivo está compuesto de un tanque forrado por dentro de un esmalte porcelanizado para que el agua no deteriore el interior. La tapa superior e inferior están soldadas eléctricamente dejando una forma convexa, para que sea más resistente a la presión y potencie los gases de la combustión.

Otra pieza muy importante de este aparato es el ánodo de magnesio que trata de evitar la corrosión anterior del aparato. A través una manguera el agua llegará hasta el interior del tanque y será calentada con un quemador. 

El termostato es el responsable de indicar la temperatura del agua que se encuentra en el interior. Cuando existe gran diferencia con la temperatura indicada por el usuario, el sistema se encenderá para su seguridad.

Fallas más comunes de los termotanques

Existe una amplia variedad de fallos que son típicos en este tipo de aparatos y debemos prestar atención a ellos para determinar cuándo cambiar el termotanque. Sin embargo, se debe tomar los recaudos necesarios y llamar a un profesional para su revisión y reparación. Porque una pequeña manipulación errónea puede causar un grave problema en el aparato, en las personas de la casa y a la misma propiedad. 

Aquí podrás encontrar a una persona profesional para dicho trabajo: plomeros o gasfiters, también conocidos como gasfiteros, gasistas y/o técnicos sanitarios.

Corrosión

Como las partes de este dispositivo están en permanente contacto con el agua se corre el riesgo de que la corrosión afecte a algunas partes del aparato, especialmente el interior del mismo. Esto puede ocasionar que el cuerpo del mismo quede más débil y no permita un funcionamiento óptimo.

La misma corrosión interna puede provocar que el hierro sea arrastrado con el agua hasta la grifería, provocando el contacto de este mineral con la piel y sus conocidos efectos negativos de la salud.

El desprendimiento de los minerales también puede ocasionar el tapado de la cañería o del filtro en la grifería.

Obstrucción de cañerías

Cuando se trata de una zona de aguas duras, el agua posee un alto nivel de sal y puede provocar la obstrucción de las tuberías internas. Esto hace que el caudal del agua caliente disminuya considerablemente.

Ánodo de magnesio

Dentro del tanque se encuentra una barra de magnesio que previene la corrosión interior. Las partículas de magnesio se desprenden de la misma para tapar las posibles rupturas de la loza. Evitando que la corrosión llegue antes de tiempo. 

Gotera

Algo muy usual y molesto es sin lugar a dudas la gotera que se genera por debajo del aparato cuando lo utilizamos. Estas goteras son causadas por caños que se agujerean por efecto del desgaste o por corrosión.

Piloto tapado

Otro problema que dificulta el buen funcionamiento de este aparato es el piloto tapado. El piloto es la llama que permite el encendido del termotanque a gas natural. Existen muchas razones por la cual se tapa el piloto, el aparato no enciende y, por lo tanto, el agua no se calienta.

Termostato dañado

La cantidad de agua se mantiene estable dentro del tanque. Por lo tanto, si se ocupa el agua caliente, el ingreso del agua fría nueva, bajará la temperatura del agua que estaba en su interior.

El termostato de este aparato toma la temperatura del agua y en caso de que haga falta calentarla prende el fuego. 

Resistencia quebrada o rota

Cuando la resistencia está en mal estado no logra calentar el agua de manera eficiente.

Cortocircuito eléctrico

Si el electrodoméstico se encuentra en cortocircuito eléctrico lo sabremos porque al encenderse ha provocado que salte la térmica del hogar. En ese caso se debe apagar todo y llamar a un técnico para que lo revise.

Estas ocho razones son las más comunes por las que no funciona de manera eficiente. Al solicitar un turno con el especialista, ya podrás explicarle cuál es el problema para que te pueda asesorar correctamente.

La recomendación ante estas situaciones que sea solucionada lo antes posible. Porque de continuar así solo empeorará, pudiendo causar un daño mayor en las personas que conviven dentro de la misma casa o a toda la construcción.

Cómo purgar un termotanque

Muchas veces se corta el agua, o cerramos la llave de agua y ocupamos toda el agua del tanque, luego al abrir la canilla sale aire y nada de agua. Esto sucede cuando la cañería queda llena de aire y necesita purgarse.

  1. En este caso se soluciona purgando el sistema del temotanque, para ello necesitas apagar completamente el aparato y cerrar todas las llaves de paso, gas, agua y electricidad.
  2. Ahora sí es el turno de desarmar la canilla que se encuentra en el mismo aparato. Verifica que no haya nada tapando en su interior. Luego arma todo de nuevo.
  3. Después afloja la tuerca más grande del aparato, llamada válvula de seguridad. Si no la encuentras, busca en el manual del dispositvo.
  4. Luego abre la llave de paso del agua para purgar el aire de la cañería del tanque. Si todavía no se ha logrado que las burbujas de aire desaparezcan, tienes que repetir todo desde el punto 3. 

Una vez que el tanque de agua esté lleno, recién se abre la llave del gas y se enciende el piloto, para comenzar a calentar el agua del tanque.

Estos pasos solo son seguros cuando los realiza el profesional encargado de revisarlo. Aquí encontrarás una lista de precios.

Cuánto dura un termotanque

Cada fabricante indicará cuánto es el tiempo de vida útil de su electrodoméstico, pero la mayoría se encuentra entre los 15 y 20 años. Por lo tanto, es una buena inversión.

Cuándo cambiar el termotanque

Cuando la solución de las fallas sale más cara que uno nuevo, o en el caso de que sea peligroso como cuando el termotanque pierde agua. O simplemente si la vida útil ya se encuentra cerca de los 20 años, es necesario cambiar por uno nuevo.

En caso de que el aparato tenga una pinchadura no se puede reparar, aunque esta vez sí se pueda reparar, seguramente en poco tiempo aparecerá otra pinchadura. Por lo tanto, una pérdida de agua es una señal de que necesita un reemplazo.

Además, un termotanque pinchado es peligroso porque generalmente sucede en la base y gotea agua sobre el calentador, apagando el fuego. Esta situación puede generar pérdida de gas que puede ser peligroso para los integrantes de la casa y la misma propiedad.

Como conclusión podemos decir que la respuesta a cuándo cambiar el termotanque es muy simple, cuando presenta una pinchadura o pérdida de agua o simplemente ya cumplió con su vida útil y perdió su funcionalidad y rendimiento.