Grifería para ducha

Tipos de grifería para ducha

La elección del tipo de grifería para ducha es fundamental a la hora de reformar el baño de una casa. Porque el baño nos ofrece la posibilidad de ducharse y energizarse para comenzar un nuevo día. O de relajarse por la noche, eliminando cualquier tipo de ansiedad o estrés que pudimos acumular durante el día.

El estilo de grifería para ducha tiene que estar acorde al diseño general del baño, porque influye mucho en el ambiente global que se desea crear. Teniendo en cuenta que además de la armonía del ambiente se debe lograr que el baño sea funcional para todos los miembros de la familia.

grifería para ducha

Para que la persona realmente pueda disfrutar de este espacio, se debe contar con el sistema de ducha apropiado. Actualmente existe una amplia variedad de ellas, como las monomando o termostático.

También se encuentra el sistema con instalación exterior o interior, ducha eléctrica o con aportes de confort y spa como luces de colores, aromas y música.

Como verás existe una gran gama de posibilidades entre la ducha fija simple a las cabinas de ducha con todas las funcionalidades posibles. Aquí te contamos todo sobre cada tipo de grifería para ducha, para que puedas elegir cuál es la que mejor se adapta a tu necesidad.

Grifería para ducha monocomando o termostático

La simplicidad lograda por la grifería para ducha monocomando es la característica fundamental por la cual es elegida. Puesto que con una sola palanca se puede regular la cantidad de agua y la temperatura que necesitamos.

Moviendo hacia arriba o hacia abajo para regular el caudal del agua y hacia la derecha e izquierda para regular la temperatura. Aunque el sistema de grifería para ducha con mezclador todavía se sigue utilizando, pero cada vez menos. Porque para regular la temperatura del agua con dos grifos, resulta poco práctico y poco económico.

El otro sistema es el grifo termostático, mediante el cual se puede ajustar la temperatura justa que deseas para disfrutar de la ducha. La misma se puede mantener en el tiempo o modificarla cada vez que ingresa otra persona.

El baño es uno de los ambientes de la casa que necesita ser realizado por un profesional, aquí tienes una lista de profesionales para realizar el cambio o colocación de nueva grifería para ducha.

Grifería para ducha fija o teleducha

La grifería de ducha fija emite un gran caudal de agua, dando la sensación de estar bajo la lluvia, pero el sentido del agua no se puede direccionar. Mientras que las teleduchas permiten mover la altura de la flor o rociador de acuerdo a la necesidad de los distintos miembros de la familia.

Columna de ducha

Además de permitir girar hacia una dirección u otra más cerca de la pared o hacia la derecha e izquierda. Ambos tipos de duchas pueden incluir el sistema de ducha monocomando o termostático. Los más modernos permiten graduar el caudal de salida del chorro de agua. El diseño del rociador puede tener forma redonda, cuadrada o plano que aportan un efecto de ducha tipo cascada.

La ducha de mano, aporta flexibilidad durante la ducha este sistema es el más económico, incluso en el mercado podrás encontrar un duchador de mano universal.

Para tener mayor independencia, también existe un diseño llamado duchador de mano para canilla. La única desventaja de este sistema es que necesitas mantener el rociador con una mano, durante el tiempo que dure el baño.

Para los sitios donde la temperatura es muy baja o no se cuenta con un sistema de calefacción de agua como un termotanque o calefón, se recurre a la ducha eléctrica. Este dispositivo posee un sistema de resistencias que calienta el agua a medida que va pasando por ella. La temperatura del agua se controla a través de la velocidad del agua que pasa por ella.

Columna de ducha o hidromasaje

Si deseas una combinación de ducha fija y teleducha, la columna de ducha es la opción ideal. Se puede optar entre vista o empotrada, ambos vienen en encantadores diseños y prestan una excelente funcionalidad.

Para una mejor experiencia se encuentran las columnas de hidromasaje. Las cuales pueden combinar la función de ducha tradicional con los estimulantes chorros laterales de hidromasaje. Las cuales se instalan a la altura de las cervicales, dorsales y lumbares. Generalmente este tipo de rociadores van empotrados en la pared.

La mayoría de las columnas de ducha o de hidromasaje tienen la grifería termostática. Una gran opción que te permite comenzar el día con toda la energía o para relajarse al finalizar con todas las actividades del día.

Una recomendación para la hora de la instalación del rociador es ubicarlo a 20cm de la altura de la cabeza de la persona más alta de la casa. Los diseños más modernos permiten los diferentes efectos del chorro de agua que sale del rociador. Pudiendo elegir en el momento de la ducha, entre lluvia, ducha o cascada.

Otra opción de instalación que aporta más potencia al agua es el rociador empotrado en el techo. Existe una gran variedad de diseños y tamaños de dichos rociadores. Algunas columnas de hidromasaje tienen incorporado una nueva funcionalidad, la cromoterapia. Es decir, además de la iluminación led blanca incorporada en la cabina, en esta ducha con luces existe un sistema de iluminación que proyecta luces de diferentes colores sobre el cuerpo.

Otra funcionalidad incorporada es la musicoterapia a través de radio o mp3, para reproducir música durante el baño como una sesión completa de spa. Otro complemento incorporado en algunas cabinas es la aromaterapia, con difusión de aromas.

Cabina de ducha o de hidromasaje

La cabina de ducha ofrece un diseño completo de ducha, plato y mampara. Es un espacio cómodo que también aporta intimidad y toda la experiencia de un spa en cuanto a relax. El requisito indispensable es que se debe contar con el espacio porque tiene medidas propias.

Son espacios cerrados que poseen rociadores de techo y laterales en el caso de una cabina de hidromasaje. En la cual la experiencia de una ducha es más intensa y confortable. En algunos diseños poseen asientos rebatibles para disfrutar de una sesión de sauna o chorros intermitentes de agua fría o caliente.

Ducha finlandesa y ducha escocesa

Se denomina ducha finlandesa a la cabina que posee la funcionalidad de un sauna de vapor. La producción de vapor genera un bienestar extra, además de grandes beneficios para el organismo como eliminación de toxinas, rehidratación de la piel entre otros.

Dentro de las columnas o cabinas de hidromasajes también existe la opción de ducha escocesa. La misma posee un sistema de inyección que alterna chorros de agua fría y caliente con diferentes presiones. Este efecto reactiva el sistema circulatorio y tonifica el cuerpo. Lo ideal es complementarlo con una sesión de ducha finlandesa, por unos 10 minutos, antes de la ducha escocesa para que la piel esté limpia de impurezas.

Sin lugar a dudas, la cabina de ducha o de hidromasaje son grandes opciones si se quiere reducir la realización de grandes modificaciones de obra. Si deseas conocer el presupuesto de instalación de una cabina de ducha no dudes en consultar la lista de precios.

Al momento de elegir el tipo de cabina más adecuada para el baño se  tiene que tener en cuenta las medidas y formas de las cabinas, las cuales pueden ser cuadradas, rectanculares o semicirculares.

Columna de ducha

Y en cuanto a diseño existe una gran amplitud de combinaciones. Como, por ejemplo, plato de ducha de acrílico, ABS o cerámico. Las mamparas pueden ser acrílicas o de vidrio templado. Las puertas de la cabina de ducha pueden ser abatibles, pivotantes, correderas o plegables, optando por la mejor opción de acuerdo al espacio extra que se dispone en el baño.

Con esta información sobre los tipos de grifería para ducha podrás elegir la mejor opción para tu hogar.